martes, 25 de abril de 2017

Por qué la gente cambió al aprender matemáticas.


La semana pasada alguien compró un producto que costó $1,380, Le dio a la cajera $1,500 y Luego $80 para evitar recibir más monedas de cambio. La cajera tomó el dinero y se quedó mirando la máquina registradora, aparentemente sin saber qué hacer. Se le explico que ella tenía que dar $200 de cambio, pero ella no se convenció y llamó al gerente para que la ayudara. Tenía lágrimas en sus ojos mientras que el gerente intentaba explicarle y ella aparentemente continuaba sin entender.

lunes, 24 de abril de 2017

La cultura general tips de apoyo para docentes.


La cultura general se refiere a los conocimientos de cualquier tipo que pueda poseer un individuo. Este concepto forma parte del proyecto humanista que tiene origen en la paideia griega, traducida por Marco Tulio Cicerón bajo el término de humanistas y que se unió durante el Renacimiento a las artes liberales.
Un "Maestro" debe saber  o tener idea de múltiples temas, así era en la antigüedad. 

viernes, 21 de abril de 2017

¿Cómo saber si padeces el efecto Dunning-Kruger?


La relación entre estupidez y vanidad se ha descrito como el efecto Dunning-Kruger, según el cual las personas con escaso nivel intelectual y cultural tienden sistemáticamente a pensar que saben más de lo que saben y a considerarse más inteligentes de lo que son.

domingo, 9 de abril de 2017

domingo, 29 de enero de 2017

Esmérate por sacar buenas calificaciones.

Esmérate por sacar buenas calificaciones.


Eran las 8:00 a.m. de un día miércoles, llegué puntual a la escuela de mi hijo, “no olvide venir a la reunión de mañana, es obligatoria", fue lo que la maestra me había dicho un día antes.

“¡Pues, qué piensa esta maestra!, ¿crée que podemos disponer fácilmente del tiempo a la hora que ella diga?, sí tan sólo ella supiera lo importante que era la reunión que yo tenía a las 8:30 a.m. de ese día, de ella dependía un buen negocio y por culpa de ella tendré que cancelarla."

lunes, 16 de enero de 2017

9 Polémicos documentales educativos que debes ver.


9 Polémicos  documentales educativos que debes ver. La televisión y el cine muestran panoramas diferentes respecto a la educación pero si buscas exhaustivamente encontraras documentales que nos cambian la visión educativa de lo que conocemos y hacemos. 

lunes, 9 de enero de 2017

El cuento: "La oruga" (Otto Wiemer)

"No hay posibilidad. Seis metros de asfalto.
Veinte automóviles por minuto.
Cinco camiones. Un tractor. Un carro tirado por caballos.
La oruga no sabe de automóviles.
No conoce el ancho del asfalto.
Nada sabe de peatones, de ciclistas ni de motos.

La oruga sólo sabe que más allá
crece el verde, un verde suculento acaso comestible.
Ella apetece el verde y tendrá que cruzar a toda costa.
No hay posibilidad. Seis metros de asfalto.
La oruga parte. Se pone en marcha sobre sus pies exiguos.
Veinte automóviles por minuto.
Parte sin prisa, sin miedo, sin táctica.
Cinco camiones. Un tractor. Un carro tirado por caballos.
Parte y avanza, avanza, avanza. Y llega a su destino."

ACTIVIDAD A DESARROLLAR. 
REFLEXIONES

*1- La lección del cuento: la lección que nos imparte esta poesía está a la vista aunque puede interpretarse mal en dos sentidos. Su mensaje es: "¡Sigue tu camino sin detenerte ante las dificultades! ¡Sigue sin vacilaciones ni temores!" ¿Será una exhortación a actuar con desaprensión o aun a ceder irreflexivamente al deseo del momento? Decididamente no. No se trata de la posibilidad concreta de supervivencia que tienen los insectos que buscan su alimento en las autopistas. El símbolo de la oruga que divisa el verde apetecible representa a la persona que vislumbra una meta ansiada en lo más profundo de su ser. Al visualizarla anticipa su llegada, lo cual le da fuerzas para emprender el viaje. El poema establece un paralelismo entre el deseo de la oruga por alcanzar el verde y el anhelo del ser humano por realizar el sentido de su vida. "Ella" ("él", "uno") deberá cruzar guiada por la intuición, trasponiendo la zona de riesgo que es la distracción y la posibilidad del fracaso.

*2-  La promesa del cuento: es la promesa de que la oruga llegaría pese a que las oportunidades parecían nulas; la promesa de que llegaría a condición de ser perseverante y valiente. No me atrevo a juzgar la magnitud de esta promesa en toda su envergadura. Como en el "juego con las cosas supremas" de la poesía, podría ser más grande de lo que pensamos. Pues si la oruga simboliza al ser humano en su dignidad indeclinable también llegará a destino si es atropellada y muere.


1- Dividir al grupo en dos partes... a una parte del grupo se le da la reflexión 1 y al otro la reflexión.
2-  Entregar dos reflexiones alrededor de lo leído. 
3-  Pedir opiniones basadas en las reflexiones que entregamos.
4- Pedir opiniones basadas exclusivamente en la lectura y la personal interpretación.
5- Pedir conclusiones al pleno. 



domingo, 25 de diciembre de 2016

“CARPE DIEM”

 
“CARPE DIEM”

"El pasado no se puede cambiar, lo que hiciste ya no podes borrarlo, o lo que no hiciste ya es tarde para hacerlo. Nos queda marcado en nosotros. Lo que hacemos o lo que no hacemos va moldeando el futuro. 

El futuro es impreciso, no podes arriesgarte a planificarlo, porque a cada segundo, con cada paso o decisión que tomas va cambiando constantemente. Un segundo antes y tienes un final feliz; un segundo después y todo cambia. Todo depende de lo que hagamos en el presente.

El presente es lo que está ocurriendo. Es disfrutar cada instante, jugarte por lo que quieres, sentir que lo que haces en ese momento está bien, es vivir el momento como si fuera el ultimo…es Carpe Diem.

"Carpe Diem, es disfrutar el hoy, para que un día nos queden esos recuerdos, para Puedes decir yo hice eso, estuve en tal pasión, en tal amistad haciendo tal cosa, para Puedes decir, estuve ahí. Para Puedes hacer todo eso, es necesario no temerle a partir ni a volver, solo vivir el momento como si fuera el ultimo"

Profesores diferentes ¿los conoces?

No todos los profesores que tuvimos a lo largo de nuestras vidas los recordamos, algunos se quedaron en nuestras memorias por hacer cosas inusuales pero positivas para nuestra vida, Hoy les comparto una selección de fotografías de docentes que hacen la diferencia de manera peculiar, a ellos y a ustedes ¡Gracias por existir!



Una estudiante llegó a clase con su hijo porque no tenía dinero para pagarle a una niñera. Cuando empezó a llorar, el profesor lo tomó, lo abrazó y lo tranquilizó sin interrumpir su clase.


No hay barreras para el conocimiento


Una buena profesora de historia, nada más.




El profesor de dibujo crea una obra de arte todos los días en la pizarra para inspirar a sus estudiantes.



Un verdadero profesor sabe que no hay que seguir las reglas, cuando también hay un pedazo de silla.



"Mi profesor dijo que si toda mi clase recibía un cinco en su examen, vendría vestido de Scooby-Do y traería champaña para niños para todos. Nos esforzamos y él cumplió su palabra".



No lo despertó ni le puso falla. Le alegró la mañana a todos en el auditorio.



Esta profesora encontró a un gatito en la calle. Fue su ayudante durante toda la clase.



La clase del profesor de astronomía.



Este profesor celebra el día del número Pi.


El profesor de física haciendo un experimento.



Fuente: Guru 

lunes, 19 de diciembre de 2016

Los 9 mejores representantes de los docentes en América Latina.


De los 50 mejores, Latinoamerica tiene 9.
Tener un buen docente es una experiencia que no se olvida. Por algo, pasan los años y uno igual recuerda su nombre, su clase, sus enseñanzas.

Pero la influencia de algunos maestros va todavía más allá. Se trata de docentes con la capacidad de cambiar la realidad de sus alumnos positivamente de forma radical.

Pueden permitirles acceder a una mejor calidad de vida, ayudarles a conseguir un trabajo, romper el círculo de la pobreza y escapar de actividades delictivas.

Y es justamente la importancia de ese efecto positivo lo que el Premio Global al Maestro quiere reconocer por tercer año consecutivo.
La Fundación Varkey, que organiza el evento, recibió más de 20.000 nominacionesde 179 países y seleccionó a 50 finalistas.

El nombre del triunfador del año 2017 se sabrá el próximo domingo 19 de marzo, en Dubai, y como premio recibirá US$1 millón.


Estos son los 9 representantes de América Latina.

SILVANA CORSO: Escuela Federico García Lorca, Buenos Aires, Argentina

Fue catalogada como una niña con problemas de aprendizaje. Su hija, Catalina, nació con parálisis cerebral y murió en 2009. Esta experiencia cambió su perspectiva con respecto a la educación.

Como directora de la secundaria Federico García Lorca, desarrolló un concepto inclusivo que permitió la admisión de alumnos dentro del espectro autista y con condiciones como espina bífida.

Su trabajo ha sido reconocido con diferentes premios y ha servido como referencia en la capacitación de educadores.

WEMERSON DA SILVA NOGUEIRA: Escuela Antonio dos Santos Neves, Espírito Santo, Brasil

Inició su carrera como docente después de graduarse como biólogo.

La primera escuela a la que llegó tenía una tasa de deserción escolar de 50% y un personal muy desmotivado. Estaba localizada en una zona en la que prevalecía el crimen: los padres e incluso los alumnos estaban involucrados en tráfico de drogas y actos violentos.

Desarrolló un proyecto que derivó en que 90% de los alumnos abandonaran las actividades delictivas en un período de 4 años. Actualmente es la mejor institución educativa de la ciudad y ha contribuido a la disminución de la violencia en la comunidad en 70%.

VALTER PEREIADE MENEZES: Escuela Municipal Luiz Gonzaga, Río de Janeiro, Brasil

Es uno de 11 hermanos. Sus padres tenían pocos recursos y no habían ido a la escuela, pero valoraban la educación e hicieron todo lo posible para ayudar a su hijo a acceder a la misma.

En la modesta comunidad en la que vivía no había escuela, así que con tan solo 7 años, Valter se fue a estudiar a la ciudad. En muchas ocasiones, pasó hambre.

El esfuerzo valió la pena: durante 21 años utilizó la enseñanza como herramienta para que sus estudiantes luchen contra la pobreza.

También ha impulsado proyectos ecológicos de saneamiento de agua.

ELIGIO RENÉ SALAMANCA NAVARRETE: Escuela Primaria Quelhue, Reserva Mapuche Manuel Huaiquivir, Chile

Como maestro de niños con dificultades de aprendizaje se dio cuenta de la importancia que un profesor puede tener para los estudiantes, particularmente para aquellos que viven en lugares remotos.

Actualmente es el director de una escuela en la que 82% de los estudiantes viven en condiciones de vulnerabilidad. En la mayoría de los casos, sus padres tienen escasos estudios y bajos ingresos.

Sus esfuerzos han logrado que los estudiantes ocupen el tercer lugar en la región en los exámenes oficiales.

MARIO RODRIGO SANTIBÁÑEZ CARO: Liceo Instituto Tecnológico y Comercial Recoleta, Santiago de Chile, Chile

Antes de dedicarse a la docencia de manera formal, realizó actividades de capacitación dirigidas a adultos y jóvenes de escasos recursos, trabajando en áreas rurales y promoviendo el desarrollo sustentable.

En Santiago de Chile trabajó en una escuela en la que 85% de los estudiantes provenían de ambientes vulnerables, de familias disfuncionales o habían sido víctimas de abuso físico y psicológico.

Ha impulsado el uso de las computadoras en el aprendizaje científico para motivar a sus estudiantes.

En 2014 sus alumnos ganaron una competencia de actividades innovadoras en el aula de clase con el diseño de un proyecto para calentar el agua de los vestidores de la escuela.

ALEXANDER RUBIO: Colegio Rodrigo Lara Bonilla, Bogotá, Colombia

Ha enseñado educación física desde 1999 en la misma escuela. Esta se encuentra en una zona con problemas de violencia vinculados a bandas delictivas. Hay tráfico de drogas, robos y asesinatos. En el área también viven muchos desplazados.

En sus clases ha incorporado técnicas de yoga, expresión y percusión corporal, lo que ha mejorado el rendimiento académico de los estudiantes y la evaluación comparativa con otras escuelas en la región.

El 80% de los estudiantes que han terminado sus estudios y el concepto que ha desarrollado como docente fue el objeto de una investigación realizada por la Universidad Pontificia Bolivariana, en Colombia..

TRACY-ANN HALL. Escuela Jonathan Grant, Kingston, Jamaica

Una dislexia no diagnosticada le dificultó el paso por la escuela. Estudió técnica automovilística pero luego descubrió su amor por la docencia, por lo que luego se graduó como maestra.

La primera clase de la que estuvo a cargo, etiquetada como mala, se transformó en un éxito: 95% de los alumnos pasó el examen automotriz, algo sin precedentes en la historia de la escuela.

Ha convencido a empresarios del sector automotor de financiar becas para estudiantes excepcionales.

También ha demostrado tener una gran creatividad para encontrar recursos y materiales que pueda utilizar en sus clases.

JUAN RAÚL CADILLO: Escuela Jesus Nazarene, Perú

Se ha concentrado en la tecnología para enseñar a sus alumnos. Para esto recurre a juegos matemáticos, libros de realidad aumentada e incluso los ayuda a crear sus propios videojuegos.

También ha desarrollado una plataforma en la red que le permite a los estudiantes escribir, ilustrar y contar historias compartiendo información y conocimiento.

Creó una técnica para ayudar a los estudiantes a aprender a escribir que mejoró en 70% las habilidades de los estudiantes.

RON ÁLVAREZ: El Sistema, Caracas, Venezuela

No sabía que quería convertirse en maestro.

A los 10 años ingresó en las filas del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, conocido como El Sistema.

Fue así como empezó a trabajar como instructor de docentes para promover el método desarrollado por El Sistema, tanto en Venezuela como en otros países.

Organizó el modelo de El Sistema en Gotemburgo, Suecia, para jóvenes refugiados de la guerra y víctimas de violencia de entre 11 y 17 años.

Entre sus integrantes se encuentran chicos de Siria, Afganistán, Albania, Somalia y Eritrea.

Fuente: BBC

viernes, 2 de diciembre de 2016

lunes, 7 de noviembre de 2016

Reflexiones: El relato: Un pedido especial.




El dueño de un almacén oyó cómo uno de sus empleados le decía a una clienta:

-No, señora, ya hace bastantes semanas que no la tenemos, y no parece que vayamos a tenerla en unos cuantos días...


Horrorizado por lo que había oído, el dueño se precipitó hacia la clienta cuando ésta se disponía a salir, y le dijo:

-Disculpe usted a mi empleado, señora. Por supuesto que la tendremos muy pronto. De hecho, hemos cursado un pedido hace un par de semanas...

Luego se llevó al empleado a un rincón y le regañó:

-¡Nunca jamás se le ocurra decir que no tenemos algo! ¡Si no lo tenemos, diga que lo hemos pedido y que lo estamos esperando! Y ahora dígame ¿qué es lo que quería esa señora?

- Lluvia -respondió el dependiente.
------------------------------------------------------------
¿Cuál sería la lección de este breve relato? :-)
------------------------------------------------------------
Anthony de Mello nos dice: Habríamos dado un gran paso si, ante todo, habláramos menos y escucháramos más y no diéramos por supuesto que sabemos de lo que el otro está hablando

viernes, 28 de octubre de 2016

Las universidades van a desaparecer.














En 2011 el profesor de la Universidad de Stanford Sebastian Thrun, el mejor experto en Inteligencia Artificial de los Estados Unidos, se planteó impartir uno de sus cursos en Internet, gratis y para todo el mundo. Casi 160.000 estudiantes de más de 190 países se apuntaron y el porcentaje de alumnos que obtuvo una A (un sobresaliente) fue superior al de las clases presenciales. Thrun dejó Stanford y montó Udacity, donde ha desarrollado una metodología de enseñanza totalmente nueva. Además, ha creado un nuevo modelo de negocio: si terminas el curso a tiempo te devuelven tu dinero y si no consigues un trabajo tres meses después, también. ¿Te imaginas esto en una universidad tradicional? Las únicas universidades que van a sobrevivir son las que tienen una gran marca detrás, como Harvard o Stanford, Las marcas dan caché y eso significa algo para el mundo. El resto, van a desaparecer.


jueves, 27 de octubre de 2016

Alfabetizando más allá de las letras.



"HEMOS ALFABETIZADO AQUELLOS QUE SABEN LEER LIBROS, PERO NO SABEN LEER EL DOLOR DE LOS HOMBRES"
Saben la verdad es que a los humanos actualmente nos hace falta aprender a ser humanos, pero humanos consientes en todo el concepto de la palabra; es decir, debemos ser más humanos y no convertirnos solo en unos modelos superficiales...
En resumen es reflexión de cada uno...
"Sólo tengo una ambición: ver a la humanidad toda junta, negros, blancos, todo el mundo viviendo juntos"
Bob Marley

lunes, 24 de octubre de 2016

Un actor famoso de Hollywood dice;



Conocido por una carrera actoral importante, este actor poco ortodoxo para lo que estamos acostumbrados de las actrices y actores de la meca del cine norteamericano, se expresó hace unos dias acerca de como percibe algunas estigmatizaciones. 

Este actor de origen libanés, nacionalizado canadiense y convertido en estrella del cine norteamericano se expresó así: 

Keanu Charles Reeves,  Dijo:

“No puedo ser parte de un mundo donde los hombres visten a sus mujeres como prostitutas, mostrando todo lo que debería ser apreciado.

Donde no existe el concepto de honor y de dignidad, y uno sólo puede confiar en aquellos cuando dicen “lo prometo”.

Donde las mujeres no quieren niños, y los hombres no quieren una familia. Cuando los tontos creen tener éxito al volante de los autos de sus padres, y un padre que tiene un poco de poder está tratando de demostrarte que no eres nadie.

Donde la gente falsamente declara que cree en Dios, con un trago de alcohol en su mano, y la falta de alguien que comprenda su religión.

Donde el concepto de los celos se considera una vergüenza, y la modestia es una desventaja. Donde la gente se olvidó del amor, simplemente buscando la mejor pareja.

Donde las personas reparan cada raya de su auto, sin detenerse en dinero ni tiempo, y ellos mismos, se ven tan pobres que sólo un auto caro puede ocultarlo.

Donde los niños gastan el dinero de sus padres en las discotecas, imitando los sonidos primitivos, y las chicas se enamoran de ellos por esto.

Donde los hombres y las mujeres ya no son identificables, y donde a todo esto se le llama libertad de elección, pero para los que optan por un camino diferente son marcados como déspotas retrasados.

Elijo mi camino, pero es una lástima que no he encontrado comprensión similar en las personas entre las que deseaba encontrar la mayor parte de todo…”




Keanu Reeves.

domingo, 23 de octubre de 2016

Retomando el dictado para mejorar resultados.



Muchas practicas pedagógicas han sido demonizadas, por ejemplo: 
✘ memorización
✘ dictado
✘ lectura en voz alta
✘ ortografía
✘ caligrafía




jueves, 6 de octubre de 2016

¿Qué sentido le dimos a la palabra planificar?



Cómo docente y creadora de contenido navego muchas horas buscando temáticas útiles, recibo en correo privado de la página de facebook Soy docente, maestro y profesor muchos mensajes con peticiones que me deprimen por ejemplo: Si tienes planificaciones de cuarto grado ¿me las puedes pasar?; ¿donde encuentro planificaciones de ciencias para secundaria me urgen; quiero las planificaciones de tercer grado para presentarlas en una semana puedes enviármelas a este correo....

miércoles, 5 de octubre de 2016

Cambiando paradigmas en los estudiantes.


Estudiar tiene una finalidad en la vida de los estudiantes... consolidar una carrera y trabajar de ella, de manera que un estudiante es un futuro ciudadano trabajador, es más en algunos centros de estudios se hace hincapié a que en la escuela les enseñamos como ser buenos empleados.

Y si de pronto cambiamos el paradigma, comencemos a promocionar otro tipo de trabajador, a uno que no está atado a una empresa si  no a sus ideas y a concretarlas.. veamos esta propuesta. 


martes, 4 de octubre de 2016

6 consejos de Facundo Manes para tener un cerebro sano


Antes de los consejos te comento un poco quien es este señor y por qué sus consejos pueden resultarnos utiles en las aulas, en los estudiantes y en los profesores. 

Facundo Manes es un neurólogo y neurocientífico argentino. creador del Instituto de Neurología Cognitiva (INECO), presidente de la Fundación INECO y rector de la Universidad Favaloro. Es investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y del Australian Research Council (ACR) Centre of Excellence in Cognition and its Disorders.También preside la World Federation of Neurology Research Group on Aphasia, Dementia and Cognitive Disorders. Es profesor de Neurología y Neurociencias Cognitivas de la Facultad de Medicina y de Psicología de la Universidad Favaloro y de Psicología Experimental en University of South Carolina, EE. UU., y profesor visitante del Departamento de Neurología de University of California San Francisco (EE. UU) y de Macquarie University (Sydney, Australia)

jueves, 15 de septiembre de 2016

Profesores cansados del Celular en la clase.

Hace unos pocos años cuando se trabajaba con una conferencia, con grupos de personas "ansiosas" de aprender, era tan sencillo, tomar el micrófono y de acuerdo a tu natural elocuencia el momento era sumamente agradable.Hoy tratar de impartir una clase, es una aventura emocional para el disertante, celulares encendidos, la mayoría de las personas haciéndose selfies, fotografiando la silla, el podio, el techo... todo menos prestar atención al que habla. Ocurre lo mismo en las aulas universitarias, ante esta situación un profesor de Uruguay escribió lo que a continuación les comparto. 


La carta del profesor uruguayo que conmueve al mundo de la educaciónSe trata del periodista y académico Leonardo Haberkorn, quien renunció a seguir dando clases en la universidad ORT de Montevideo. “Me cansé de pelearle a los celulares, el Whatsapp y el Facebook”. Fragmentos del texto publicado en su blog, El Informante. 

13 de septiembre de 2016 


El profesor Leonardo Haberkorn dictaba clases en la carrera de Comunicación en la Universidad de Montevideo, hasta que renunció en diciembre de 2015 (Gentileza Leo Carreño) 

Con mi música y la Falacci a otra parte. 
Después de muchos, muchos años, hoy di clase en la universidad por última vez. 

No dictaré clases allí el semestre que viene y no sé si volveré algún día a dictar clases en una licenciatura en periodismo. 


Me cansé de pelear contra los celulares, contra WhatsApp y Facebook. Me ganaron. Me rindo. Tiro la toalla. 

Me cansé de estar hablando de asuntos que a mí me apasionan ante muchachos que no pueden despegar la vista de un teléfono que no cesa de recibir selfies. 

Claro, es cierto, no todos son así. 


Pero cada vez son más. 

Hasta hace tres o cuatro años la exhortación a dejar el teléfono de lado durante 90 minutos –aunque más no fuera para no ser maleducados– todavía tenía algún efecto. Ya no. Puede ser que sea yo, que me haya desgastado demasiado en el combate. O que esté haciendo algo mal. Pero hay algo cierto: muchos de estos chicos no tienen conciencia de lo ofensivo e hiriente que es lo que hacen. 

Además, cada vez es más difícil explicar cómo funciona el periodismo ante gente que no lo consume ni le ve sentido a estar informado. 

Esta semana en clase salió el tema Venezuela. Solo una estudiante en 20 pudo decir lo básico del conflicto. Lo muy básico. El resto no tenía ni la más mínima idea. Les pregunté si sabían qué uruguayo estaba en medio de esa tormenta. Obviamente, ninguno sabía. Les pregunté si conocían quién es Almagro. Silencio. A las cansadas, desde el fondo del salón, una única chica balbuceó: ¿no era el canciller? 

¿Saben quién es Vargas Llosa? ¡Sí! 

¿Alguno leyó alguno de sus libros? No, ninguno. 


Haberkorn lamenta que los jóvenes no pueden dejar el celular, ni aun en clase (Shutterstock) 


Conectar a gente tan desinformada con el periodismo es complicado. Es como enseñar botánica a alguien que viene de un planeta donde no existen los vegetales. 

Que la incultura, el desinterés y la ajenidad no les nacieron solos. Que les fueron matando la curiosidad y que, con cada maestra que dejó de corregirles las faltas de ortografía, les enseñaron que todo da más o menos lo mismo. 

No quiero ser parte de ese círculo perverso. 

Nunca fui así y no lo seré. 

Lo que hago, siempre me gustó hacerlo bien. Lo mejor posible. 

Justamente, porque creo en la excelencia, todos los años llevo a clase grandes ejemplos del periodismo, esos que le encienden el alma incluso a un témpano. 

Este año, proyectando la película 'El Informante', sobre dos héroes del periodismo y de la vida, vi a gente dormirse en el salón y a otros chateando en WhatsApp o Facebook. 

¡Yo la vi más de 200 veces y todavía hay escenas donde tengo que aguantarme las lágrimas! 

También les llevé la entrevista de Oriana Fallaci a Galtieri. Toda la vida resultó. Ahora se te va una clase entera en preparar el ambiente: primero tenés que contarles quién era Galtieri, qué fue la guerra de las Malvinas, en qué momento histórico la corajuda periodista italiana se sentó frente al dictador. 

Les expliqué todo. Les pasé el video de la Plaza de Mayo repleta de una multitud enloquecida vivando a Galtieri, cuando dijo: "¡Si quieren venir, que vengan! ¡Les presentaremos batalla!". 
Normalmente, a esta altura, todos los años ya había conseguido que la mayor parte de la clase siguiera el asunto con fascinación. 

Este año no. Caras absortas. Desinterés. Un pibe despatarrado mirando su Facebook. Todo el año estuvo igual. 
Llegamos a la entrevista. Leímos los fragmentos más duros e inolvidables. 

Silencio. 

Silencio. 

Silencio. 

Ellos querían que terminara la clase. 

Yo también. 



Fuente: Fragmentos publicados en el blog El Informante, de Leonardo Haberkorn



Y LA RESPUESTA A ESTA CARTA... POR PARTE DE SUS "ESTUDIANTES" FUE ESTA: 

La respuesta de los alumnos a la carta del profesor que renunció por el uso de celulares en el aula.·
Profesor: Después de muchos, muchos años, hoy di clase en la universidad por última vez. No dictaré clases allí el semestre que viene y no sé si volveré algún día a dictar clases en una licenciatura en periodismo.
Alumnos: Profesor, lamentamos su decisión pero si es para sentirse mejor lo respetamos.
Me cansé de pelear contra los celulares, contra WhatsApp y Facebook. Me ganaron. Me rindo. Tiro la toalla.
Por favor profesor no luche con los celulares, WathsApp ni Facebook porque sólo son herramientas de comunicación, usted lo debería saber bien por su profesión. También debería reconocer que gracias a estas herramientas hoy está en boca de muchos y ha generado polémica. Qué pena que ya no nos puede enseñar a realizar una campaña de comunicación con esta fuerza. Qué pena que no pueda demostrarnos que la vida siempre presenta desafíos y que tirar la toalla es un recurso para los que no quieren luchar por mejorar y encontrar soluciones a los problemas. Tal vez este tenga razón y este no sea su lugar.
Me cansé de estar hablando de asuntos que a mí me apasionan ante muchachos que no pueden despegar la vista de un teléfono que no cesa de recibir selfies.
Qué pena profesor que no entienda que todos somos diferentes, que tenemos diferentes intereses y pasiones. Seguramente estará de acuerdo que todo es una cuestión de formas, porque la pasión se transmite muy fácilmente. Profesor, entienda que somos jóvenes, usted también lo fue alguna vez y seguramente alguna travesura ha hecho.
Claro, es cierto, no todos son así. Pero cada vez son más.
Si, no todos somos así pero le advertimos que luchar contra la tecnología es imposible porque en el futuro será parte nuestra. Entonces, por qué no utilizarla para potenciar nuevas formas de aprendizaje?
Hasta hace tres o cuatro años la exhortación a dejar el teléfono de lado durante 90 minutos –aunque más no fuera para no ser maleducados– todavía tenía algún efecto. Ya no. Puede ser que sea yo, que me haya desgastado demasiado en el combate. O que esté haciendo algo mal. Pero hay algo cierto: muchos de estos chicos no tienen conciencia de lo ofensivo e hiriente que es lo que hacen.
Disculpe profesor si lo ofendimos. Pero enseñar no es un combate, todo lo contrario. Es un espacio social para conocernos y fundamentalmente para “compartir” bidireccionalmente.
Además, cada vez es más difícil explicar cómo funciona el periodismo ante gente que no lo consume ni le ve sentido a estar informado.
Profesor, lo que usted tiene que entender es que el mundo ha cambiado y el periodismo de hace 15 años atrás no es el mismo que el actual. Las redes sociales son también una forma de hacer periodismo, el whatsApp, una selfie también es una comunicación. No es que no queremos estar informados, estamos informados de lo que nos interesa. Además profesor, es una época en que el bombardeo de información es impresionante y si uno no filtra lo que realmente quiere esto puede afectar la salud, especialmente cuando se usa con anuncios desalentadores, sangrientos o sensacionalistas. Por favor respete nuestra inocencia selfie.
Esta semana en clase salió el tema Venezuela. Solo una estudiante en 20 pudo decir lo básico del conflicto. Lo muy básico. El resto no tenía ni la más mínima idea. Les pregunté si sabían qué uruguayo estaba en medio de esa tormenta. Obviamente, ninguno sabía. Les pregunté si conocían quién es Almagro. Silencio. A las cansadas, desde el fondo del salón, una única chica balbuceó: ¿no era el canciller?
Profesor, para eso están los smartphones! Nos hubiera pedido que googleemos y la respuesta estaba allí a un click de distancia. Ya no es cuestión de memorizar, es cuestión de qué y cómo buscar .
¿Saben quién es Vargas Llosa? ¡Sí! ¿Alguno leyó alguno de sus libros? No, ninguno. Conectar a gente tan desinformada con el periodismo es complicado. Es como enseñar botánica a alguien que viene de un planeta donde no existen los vegetales.
Profesor, está mal no leer Vargas Llosa? Porqué deberíamos leerlo? Qué diferencia hay con Harry Potter? Será que tenemos edad para leerlo o será que cada cual tiene su momento? O será que no nos motivó lo suficiente para interesarnos?
Usted tiene años haciendo esto y se nota que es un apasionado. Porque no nos ayuda a comprender cómo se apasiono y qué significa estar informado para usted? Nosotros estamos muy bien informados de lo que nos interesa, eso téngalo por seguro.
Que la incultura, el desinterés y la ajenidad no les nacieron solos. Que les fueron matando la curiosidad y que, con cada maestra que dejó de corregirles las faltas de ortografía, les enseñaron que todo da más o menos lo mismo. No quiero ser parte de ese círculo perverso. Nunca fui así y no lo seré.
Profesor, nosotros somos hijos de padres de su misma edad. Ellos nos están dejando este mundo y todos sus desafíos pero no nos enseñan cómo hacerles frente. Nos entregan tecnología y no nos enseñan valores, no nos enseñan a ser competentes y no nos enseñan las habilidades necesarias para evolucionar. Es fácil tirar la toalla y no hacerse cargo cuando uno es responsable (en parte) de las consecuencias.
Lo que hago, siempre me gustó hacerlo bien. Lo mejor posible. Justamente, porque creo en la excelencia, todos los años llevo a clase grandes ejemplos del periodismo, esos que le encienden el alma incluso a un témpano. Este año, proyectando la película 'El Informante', sobre dos héroes del periodismo y de la vida, vi a gente dormirse en el salón y a otros chateando en WhatsApp o Facebook. ¡Yo la vi más de 200 veces y todavía hay escenas donde tengo que aguantarme las lágrimas!
Nuevamente disculpas. No todos somos iguales y no tenemos los mismos intereses. Creo que debería tratar de empatizar con nosotros, estar más receptivo, comunicativo, preguntarnos, dialogar… La clase magistral ya no funciona más, ahora todos estamos al mismo nivel y compartimos aprendizajes y vivencias de forma horizontal.
También les llevé la entrevista de Oriana Fallaci a Galtieri. Toda la vida resultó. Ahora se te va una clase entera en preparar el ambiente: primero tenés que contarles quién era Galtieri, qué fue la guerra de las Malvinas, en qué momento histórico la corajuda periodista italiana se sentó frente al dictador.
Profesor, eso pasó hace más de 30 años. Es difícil poder comprender como ese hecho nos ayuda a resolver los problemas que tenemos en el presente. Hoy la realidad es otra, nacimos en democracia, pero de todas formas sería interesante que nos cuente como lo vivía usted en ese momento y que podamos comparar épocas.
Les expliqué todo. Les pasé el video de la Plaza de Mayo repleta de una multitud enloquecida vivando a Galtieri, cuando dijo: "¡Si quieren venir, que vengan! ¡Les presentaremos batalla!". Normalmente, a esta altura, todos los años ya había conseguido que la mayor parte de la clase siguiera el asunto con fascinación. Este año no. Caras absortas. Desinterés. Un pibe despatarrado mirando su Facebook. Todo el año estuvo igual. Llegamos a la entrevista. Leímos los fragmentos más duros e inolvidables. Silencio. Silencio. Silencio. Ellos querían que terminara la clase. Yo también.
Profesor, todos pasamos por distintos estados de ánimo en la vida no se preocupe. Si hay alguna batalla que es importante librar, sin duda es la propia. Por favor reflexione y sobrepóngase a usted mismo, creemos en usted, usted puede. Lo esperamos de vuelta!
Fuente: ZOEM INNOVACIÓN EDUCATIVA

Posted on by Alba Jimenez | 1 comment