lunes, 18 de julio de 2016

De la abundancia de tu corazón habla tu facebook.


La mayoría de personas encuentran lindas frases, hermosas fotografías, o alguna palabra que resume lo que están pensando y lo comparten en sus muros de FB olvidando que entre otras cosas el muro tiene memoria y las personas te asocian con lo que publicas.

Los profesores, debemos (y siempre insisto con esto) tener un Facebook familiar y privado, y otro que sea el profesional, si usted quiere haga una fanpage para que no sea un Facebook si no un apéndice de su cuenta. Recuerde que los profesores somo carta leída todo el tiempo, evítese problemas. 


Algunos publican hasta el hartazgo fotos de animales descuartizados, bebes quemados o lastimados pretendiendo que esas imágenes hagan una especie de conciencia social virtual y de pronto sin saber como o porque la gente dejará de hacer daño a los animales o a los niños a partir de imágenes grotescas. 

Cada cabeza es un mundo, se respeta la opinión de los demás, tenemos dos opciones darle un "like" o más fácil "ocultar historia" y la abundancia de ese muro será solo para el usuario no para el mundo. 

Otros escriben a sus parientes muertos en el muro del FB, entendamos que en realidad le escribes a los demás para que sepan como te sientes por la ausencia de esa persona y no a la persona propiamente dicha, esta muerto, no tiene red social, no la lee, ¿a quién les escribes? ...Así las cosas están tratando de llamar la atención, nuevamente la abundancia de emociones de tu corazón abundan en tu muro de FB, también encontramos palabras alusivas a Dios, cuanto te quiero, te amo te necesito y que se arrepientan todos de su vida de pecado, conseguirás las dos opciones que mencioné antes. 


NO se trata de juzgar como manejas tu muro social virtual, si no que seas equilibrado en lo que colocas ahí, a partir de tus "expresiones sociales en el muro" la gente se hace a la idea de que eres un fanático religioso, una ninfomana urgida, un ecologista apocalíptico o un deprimido psicótico. 

Cuida tu muro, no sea que en unas décadas sientas vergüenza de eso que pusiste y juegue en tu contra cada palabra colocada imborrable en este mundo virtual.

Lic. Alba Jimenez
Coaching Educativa y Orientadora educativa
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario