jueves, 6 de octubre de 2016

¿Qué sentido le dimos a la palabra planificar?



Cómo docente y creadora de contenido navego muchas horas buscando temáticas útiles, recibo en correo privado de la página de facebook Soy docente, maestro y profesor muchos mensajes con peticiones que me deprimen por ejemplo: Si tienes planificaciones de cuarto grado ¿me las puedes pasar?; ¿donde encuentro planificaciones de ciencias para secundaria me urgen; quiero las planificaciones de tercer grado para presentarlas en una semana puedes enviármelas a este correo....


Yo comparto formatos de planificaciones, no planificaciones elaboradas, porque ese mapa educativo debe ser elaborado por cada docente, para cada grupo nuevo de trabajo, eso se lo enseñaron cuando usted se formaba como docente, ocurre que con el tiempo, el trabajo, la desidia y un montón de cosas más los docentes le restaron importancia a la planificación, si ya se que  no todos. 

Encontré en Internet esta interesante charla y no me queda más que compartirla para que quede como un ejemplo más de lo que está pasando pero tambien de los maestros que aun creemos que la planificación es fundamental, improvisar no es correcto, es como que un cirujano vaya a ver que sale sin revisar radiografías, instrumental y medicamentos. ¿Qué sentido le estamos dando a la palabra planificar? Veamos estos planteamientos. 



"He recibido un mensaje por demás interesante de Lidia Zizis. Lo transcribo textualmente:

"Las clases no se planifican, las clases surgen y hay que tener la habilidad suficiente para relacionar lo surgido con todas las áreas.OJO, no es ir a la deriva,uno lleva el tema, pero si surge otra cosa, se cambia."

¿Qué sentido le dimos a la palabra planificar?

Planificar es tan importante y necesario en educación como salir a un lugar desconocido con GPS o un mapa.
Eso no quita que haya creatividad. Planificar es orden, y ese orden no lo inventamos nosotros sino que es respetar la marcha natural del pensamiento; intuyendo, deduciendo - induciendo o haciendo analogías.Ningún docente debería desconocer estos procesos .

NO es lo mismo manejar en Calcuta que en una autopista alemana. El sentimiento de seguridad y contención obviamente no es el mismo. Aprender es una aventura pero que requiere de un orden interno aunque hagamos rodeos o desvíos. Se trata de imprimir orden en la mente de los niños y jóvenes cuando aprenden a comprender y conquistar el medio que los rodea.

Tuve la suerte de poder contemplar el David de Miguel Angel. No me voy a olvidar nunca la impresión total que me produjo hasta las lágrimas. El David tiene algo imponderable...increible e inasible al mismo tiempo. Sin embargo, también he leído los prolijos y ordenados estudios de anatomía que hacía el artista. 

Quién dijo que el arte es 90% de transpiración y 10% de inspiración? Es tal cual.

Enseñar-aprender es como cruzar una plaza.. no vamos rígidamente en una diagonal recta sino que nos permitimos jugar, hacer rodeos, marchas y contramarchas pero con los objetivos claros y el proceso de pensamiento a seguir aún más claro. 

Los planes que proponemos no son esquemas rígidos a seguir sino darle al lector un ejemplo de qué pasa en la mente de los que enseñan-aprenden según la edad y nivel en que se encuentren. Captar las necesidades-motivos de los niños, escucharlos pero sin salirnos del camino mental a seguir.
Cualquier aventura requiere de un mapa.. no es cierto?"




Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario