lunes, 7 de noviembre de 2016

Reflexiones: El relato: Un pedido especial.




El dueño de un almacén oyó cómo uno de sus empleados le decía a una clienta:

-No, señora, ya hace bastantes semanas que no la tenemos, y no parece que vayamos a tenerla en unos cuantos días...


Horrorizado por lo que había oído, el dueño se precipitó hacia la clienta cuando ésta se disponía a salir, y le dijo:

-Disculpe usted a mi empleado, señora. Por supuesto que la tendremos muy pronto. De hecho, hemos cursado un pedido hace un par de semanas...

Luego se llevó al empleado a un rincón y le regañó:

-¡Nunca jamás se le ocurra decir que no tenemos algo! ¡Si no lo tenemos, diga que lo hemos pedido y que lo estamos esperando! Y ahora dígame ¿qué es lo que quería esa señora?

- Lluvia -respondió el dependiente.
------------------------------------------------------------
¿Cuál sería la lección de este breve relato? :-)
------------------------------------------------------------
Anthony de Mello nos dice: Habríamos dado un gran paso si, ante todo, habláramos menos y escucháramos más y no diéramos por supuesto que sabemos de lo que el otro está hablando
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario